Antonio: Antes y Después de una Injusticia

IMG_20160127_1500141A un año, familia cuenta la dura lucha de niño de 9 años víctima de disparo

LEXINGTON-Ese día temprano Antonio jugó con la nieve como lo haría cualquier otro niño de nueve años de edad. Estudiante de la escuela primaria Northern con buenas calificaciones, con grandes cualidades atléticas y claramente en camino al éxito ya lograba definirse como un enamorado del fútbol y lleno de vida.

Antonio jamás imaginaba a su corta edad que su vida cambiaría por siempre sólo unas pocas horas después.

La pesadilla empieza a asomarse a eso de las 5:22pm . el sábado, 7 de marzo de 2015 en la intersección de Russell Cave Road y Hollow Creek Road. De acuerdo a la policía, la víctima viajaba con su familia, y dos hermanos cuando recibió un impacto de bala en la cabeza.

La historia recuenta que Antonio y su familia salían del estacionamiento del complejo de apartamentos en Hollow Creek road. Obstaculizados por un auto Nissan Máxima color blanco, la madre de Antonio, bajó la ventanilla de su auto para solicitarle de manera respetuosa al conductor si los podía dejar pasar.

Hasta este encuentro, la madre de la víctima y su familia nunca habían tenido contacto previo alguno con el sospechoso.

PART_1453924564986

El sospechoso, Alberto Piñedas Contreras, 28, accede ala petición sin problema alguno permitiendo a la familia proceder hacia la calle Hollow Creek Road. La familia observa al auto Nissan Máxima blanco seguirles en Hollow Creek Road hacia Russell Cave Road. Justo al llegar a la intersección, el Máxima alcanza a la familia, baja la ventanilla y dispara 5 balazos en la parte trasera para darse a la fuga.

Alberto Piñedas Contreras, fue arrestado una semana después en West Virginia y está imputado directamente en el acto con cargos de asalto en primer grado.

“¿Por qué? Le preguntaría ¿Por qué disparó? ¿Por qué robarle su futuro? ¿Por qué? ¿Por qué se lo quitaste todo? Antonio solamente había vivido nueve años y tenía toda su vida por delante, todavía estaba decidiendo quién quería ser, cuándo salir a jugar. Le quitó todos su sueños. ¿Por qué le quitaste todo a Antonio? ¿Porque andabas de malas ese día? ”, cuenta llorando a La Voz la madre de Antonio.

Para el pequeño Antonio y su familia la pesadilla se repite así misma todos los días, todas las horas, y a todos y cada uno de los segundos.

“Es que esta tragedia no se detiene. Todos los día sentimos rabia, frustrados, pero el enojo y la rabia no te empujan hacia delante”, agrega.

Desde entonces, la bala que impactó la cabeza de Antonio lo tuvo ciego por un tiempo y lo ha enviado al quirófano cuatro veces a sufrir largas y delicadas cirugías cerebrales. Antonio deberá a someterse a otra cirugía cerebral en dos o tres meses. Su memoria está destruida, sus sueños atléticos y futuro en ruinas. El pequeño futbolista de nueve años sufrió una regresión cognitiva y motora a un niño de dos años.

Todos los días es una lucha por sobrevir, sus migrañas debido a inflamación o infección cerebral son agudas y recurrentes. Debe tomar cerca de 15 pastillas diferentes al día. Antonio ya no puede salir a jugar o correr, o tener una vida al menos normal.

“Tienes dos alternativas en esto, la peor…acostarte y morirte de dolor, encerrarte y olvidarte de todo; o tienes una segunda alternativa, te levantas y peleas con todo lo que tienes, sigues hacia delante para darles a tus hijos lo mejor”.

Aún así, las consecuencias no solamente han sido devastadoras para el desarrollo físico y emocional de Antonio. Su familia, sus amigos y seres queridos también llevan abiertas en ellos sus heridas.

El trauma psicológico y el peso económico han sido extenuantes para los hermanos y padres de Antonio. Largas semanas prácticamente viviendo en salas de espera de hospitales, pesadillas, flashbacks, terapia y el constante miedo de alguna complicación médica severa extienden una larga y lenta batalla para esta familia.

“El amor por nuestros niños nos empuja. Son nuestro fundamento. Son todo nuestro mundo. Sus sonrisas, el brillo de sus ojos nos mueven a seguir luchando. Yo básicamente perdí a mi hijo hace un año el 7 de marzo. Como madre y padre de familia tienes que aprender a adaptarte a tus hijos, es muy duro pues cada vez que despierta de una operación cerebral despierta un poquito diferente de cómo era y tenemos que re-aprender como es él de nuevo una y otra vez.

Usted puede ayudar a Antonio y su familia donando en las siguientes páginas:

http://www.gofundme.com/antonior

http://www.gofundme.com/gingerlex

 

Antonio: Before and After an Injustice

IMG_165743973516564

Family tells the up-hill battle for a 9-year-old boy shot in the head one year ago

LEXINGTON-Earlier that day Antonio played in the snow like any other 9-year-old would play. The Northern Elementary student was like any other child. He was a good student, great athlete, crazy about soccer and full of life. He was clearly on the path to success.

He never imagined his life would change forever that late afternoon.

The nightmare begins to develop around 5:22 pm., Saturday, March 7th, last year, near Russell Cave Road and Hollow Creek Road. Police said Antonio was riding in the car with his parents and two other siblings, when suddenly he was hit in the head by a bullet.

The story recounts that while driving through a parking lot and obstructed by a   white Nissan Maxima, the mother of the Antonio, rolled down the window and very politely had asked a gentleman they had never met before, to let them get through.

They keep driving on Hollow Creek Road and observed the same white Nissan following them toward Russell Cave Road. Just at the intersection, before the vehicle decides to turn right toward town, the suspect pulls up next to them and shoots five times to the back of their vehicle. The suspect escapes taking a left, away from town.

The suspect, 28-year-old, Alberto Piñedas Contreras, was arrested in West Virginia a week later on March 12, 2015, and faces a grand jury on charges on first-degree assault.

“Why? I would ask him [the shooter] why? Why would you take his future? Why? Why did you take it all away? He had only lived 9 years of his life with everything ahead of him, still deciding whom he wanted to be, when to play. He took all his dreams away. Why did you take it all away from him? Just because you were having a bad day? ” Says crying Antonio’s mother.

For Antonio and his family that same nightmare repeats itself every day, every hour, and every second.

“It has not stopped. Every day we feel angered and frustrated, but anger does not move you forward”, adds Antonio’s mother.

Since then, the sole bullet that impacted Antonio’s head left him blind for some time and sent him to survive four dramatic brain surgeries, one more coming in two or three months. His memory has been destroyed, and his athletic dreams and future in ruins. Antonio regressed from a vibrant 9-year old to the cognitive capabilities of a two-year old.

Every day is a struggle to survive. His migraines due to brain swelling and infections are painful and recurrent. He takes about 15 different pills daily. He cannot run, play, or have a normal life.

“You have two choices in this. The worse choice… you can lay down and die. Just shut it all out, keep it all out. Or your second choice, you get up and you fight, you keep going to give your kids your best.”

However, the consequences have not only taken a toll in Antonio’s physical and emotional development. His family, his friends and loved ones also still bare the damage of his injuries.

http://www.gofundme.com/antonior

http://www.gofundme.com/gingerlex

donation fund medonation fund mePART_1453924268821

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cortos

Deportes

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien